La práctica del slackline está encajada en la Unidad Didáctica de Deportes Alternativos, que a su vez se fija dentro del Bloque de Contenidos de Juegos y Deportes, tal como queda especificado en la presente legislación relativa a la ESO.

Se trata de un deporte de equilibrio en el que se utiliza una cinta elástica plana que normalmente se fija entre dos árboles. La tensión de la misma se puede ajustar a conveniencia para satisfacer el nivel de experiencia del alumnado (ESO).

Cuando trabajamos con Slackline no se usa ninguna herramienta para ayudarse a mantener el equilibrio, como varas u otros medios. La característica dinámica de la cinta nos ofrece un amplio margen de posibilidades, desde la realización de posturas de Yoga a una serie de trucos de carácter más acrobático, abriendo la puerta a distintas modalidades de entrenamiento. La seguridad es imprescindible a la hora de ejecutar estas dinámicas por lo que siempre se pide una o más ayudas en paralelo con los participantes, así como disponer de superficies blandas.