No podíamos acabar el trimestre de otra manera que aportando nuestro granito de esperanza y gratitud hacia todo el personal sanitario y  nuestro especial cariño a los abuelos que pasan estos días en una residencia. Cada alumno ha abierto su corazón para escribir una carta personal y llena de emoción . Esta noche las cartas llegarán al Hospital San Francisco de Asís y a la Residencia Orpea de Aravaca, y por un momento estaremos más unidos que nunca y habremos sentido que hasta en los momentos más difíciles se sigue aprendiendo y que las palabras, las palabras siempre curan.

Tatiana Calvo Andrada
Coordinadora de ESO y Bachillerato