Uno de mis mayores temores es cómo enfrentar una situación de emergencia. Saber cómo reaccionar ante una situación de vida o muerte de manera eficaz.

Por ello me apunté al curso de primeros auxilios que nos dio el médico Carlos Barba. Aprendimos técnicas y procedimientos necesarios para lograr sacar adelante la vida de una persona en peligro.

Fue un primer curso en el que nos enseñó que es posible salvar una vida y mejorar la suerte de una persona que ha sufrido un paro cardiaco, una parada respiratoria o un atragantamiento.

Así mismo, nos dió a conocer las causas más frecuentes de accidentes. Nos despejó dudas de las condiciones de seguridad y el control de los riesgos teniendo prioridad absoluta nuestra seguridad ya que la víctima depende 100 % de la ayuda que podamos pedir a los servicios de emergencia y de la ayuda que le podamos dar mientras estos llegan al lugar del accidente.

Es un curso muy enriquecedor en el que aprendimos que todos debemos adquirir una mentalidad preventiva: prevenir antes que reparar.

Por: Renata Olivares (madre del colegio)