Y así fue nuestro fin de trimestre; después de unos duros meses de trabajo llegó el tan merecido premio: ¡Excursión a la granja escuela!. El tiempo nos dio una tregua y pudimos disfrutar de la visita a los animales, la tirolina, la escalada, el tiro con arco y, cómo no, el paseo a caballo.